Carmen Romero

Carmen Romero3 - copia

Es una de las mujeres más importantes en el ámbito de la promoción de las artes escénicas locales. Junto a Evelyn Campbell, creó en 1994 el Festival Internacional Santiago a Mil, evento que año a año, con diversos espectáculos nacionales e internacionales, convoca a millones de personas. En el mes del teatro en Biblioteca Viva, Carmen Romero nos habla sobre libros, teatro, y sobre cómo sus experiencias personales han enriquecido sus lecturas.

Carmen Romero3 - copia

¿Hubo algún libro que te marcó en la niñez?

Cien años de soledad, del escritor colombiano, Gabriel García Márquez. Me llamó mucho la atención que Rebeca, una de las protagonistas, comiera cal de las paredes de su casa en Macondo. Esto me identificó, ya que yo, de pequeña, comía tiza a escondidas de mi mamá y creía que nadie más lo hacía, por eso, cuando conocí a Rebeca, me di cuenta que no era la única que tenía esos extraños gustos.

Además, Macondo lo trasladé a La Calera, el lugar donde crecí, un pequeño pueblo donde todos los años llegaban gitanos con sus carpas y se vendía el hielo en forma de grandes peñascos, lo que me recordaba cuando Aureliano Triste, uno de los diecisiete hijos del coronel Aureliano Buendía, instala una fábrica de hielo. Yo imaginaba unos bloques enormes.

¿Cuáles fueron las primeras obras de teatro que leíste? ¿Cómo llegaste a ellas?

En la escuela pública de La Calera jugaba a representar Romeo y Julieta. El balcón era la puerta de la casa del cuidador. Llegué a esta obra porque me sentía absolutamente identificada con esa historia, ya que para mí representaba los amores de adolescencia que te hacen sentir que eres capaz de dar todo por esa persona.

¿Cuál sientes que es la diferencia entre leer una obra y verla en montaje? ¿Es un ejercicio que se complementa?

Cuando lees una obra, la imaginas creando tu propia historia. Cuando la representa un director o un grupo en creación colectiva, esas lecturas hacen que tu viaje tenga otros destinos.

¿Qué libro no has podido terminar de leer?

El pasado, del escritor argentino Alan Pauls, que es uno de los que estoy actualmente leyendo. Es un libro vertiginoso en su lectura, muy bien escrito, para mí es un libro alucinante.

¿Con qué dramaturgo te gustaría tener una conversación?

Con William Shakespeare, porque me gustaría saber de su boca en quién o con qué se inspiró para crear cada escena de Hamlet, con esa pregunta que hasta hoy nos hacemos: «¿ser o no ser?».

Si pudieras salvar solo un libro de tu biblioteca, ¿cuál sería?

Los detectives salvajesde Roberto de Bolaño, encuentro que es un escritor apasionante y la novela es perfecta, cautivante, desde que comencé a leerla no pude parar hasta terminarla. Es mi libro favorito de los escritos por Bolaño.

¿Qué libro estás leyendo?

La novela de mi vida, de Leonardo Padura.

Tus tres lugares favoritos para leer.

En mi cama, en una terraza mirando el mar o en una hamaca debajo de un árbol, son lugares donde me relajo, puedo pensar y leer tranquila.

A personas que no les gusta leer teatro, ¿qué les dirías para invitarlos a leer y qué libro les recomendarías para empezar?

Les diría que todas las preguntas de la humanidad están escritas en los clásicos del teatro. Por eso les recomendaría que leyeran Hamlet.

 

Deja un comentario