Desafío Inktober BV Tobalaba: Melancolía, un cómic de Simon Hanselmann

melancolia

En Biblioteca Viva Tobalaba encontraron que el desafio Inktober es una buena excusa para inaugurar una sección de reseñas con lo más destacado de su colección de cómics, álbumes y novelas gráficas. Parten con el autor Simon Hanselmann y su cómic titulado Melancolía, publicado el 2016 por la editorial Fulgencio Pimentel.

Por Diego Muñoz Cortés

Hay obras que funcionan como un espejo biográfico de sus autores y otras que, apelando a una voz impersonal, creen poder separarse del reflejo de quien les da vida. Si revisamos el trabajo de Simon Hanselmann, nueva y merecida estrella del cómic underground de autor, nos daremos cuenta que estamos frente al primer caso. Vale decir: vida y obra fundiéndose en una sola pulpa.

Hanselmann pasa gran parte de su infancia y adolescencia en Launceston, Tasmania, una de las ciudades con mayor criminalidad de Australia. Hijo de un motoquero que lo abandona a corta edad y de una madre adicta a la heroína que recurre al hurto y la ayuda social para alimentarlo, transita por distintas terapias psicológicas para hacerle frente a los episodios de depresión y ansiedad que lo persiguen desde muy temprana edad. Y, como era de esperar, al igual que en los periodos oscuros de John Callahan o Robert Crumb, se ve hundido en un profesional y destructivo consumo de alcohol y drogas. Todo lo anterior, que no es poco, pero que tiene harto de cliché en cuanto a vida de artistas se trata, lo lleva a abandonar el hogar materno y a instalarse en Londres. Es ahí donde comienza a desarrollar el arte que le ayudará a sopesar las embestidas de una niñez desdichada.

Es en el año 2008 –inspirado en Meg y Mog, serie infantil británica de los años 70- cuando por primera vez dibuja a una bruja y un gato que le comenzarán a dar dividendos artísticos. Luego de eso, agregará un búho, constituyéndose sus tres antihéroes: Megg, Mogg & Owl, un grupo de marginales que no son otra cosa que el mismo Hanselmann encerrado en una versión libre de la santísima trinidad del humor bizarre, la transmisión libre de fluidos y del desapego absoluto de todos los valores sobre los que se funda la moral de occidente.

Toda esa pulpa que constituye vida y obra, se da cita en Melancolía, recopilatorio de las “aventuras” de este trio de inadaptados que viene antecedido de los exitosos volúmenes Hechizo total (2015) y Hail Satan! (2016). ¿Pero quienes son Megg, Mogg & Owl? Vamos por parte. Megg es una bruja promiscua, adicta a todo tipo de drogas. Mogg es un gato con una permanente fijación por el rimming, farmacodependiente y pareja de Megg. Owl, que pareciera ser el más centrado de todos, es un búho que trabaja de telefonista y que en secreto cultiva desviadas formas de autosatisfacción. En paralelo se suman otros personajes como el nigromante Mike, el monstruo asusta niños transexual Moco y uno que merece un apartado especial: Warewolf Jones, quien junto a sus hijos Diesel y Jax, irrumpen en la vida de los protagonistas -al igual que en un sitcom- para aumentar la decadencia, el nihilismo y la escatología que pululan por estas viñetas creadas por Hanselmann como una cura contra sus propios cuadros ansioso-depresivos.

Actualmente Hanselmann, dotado de la confianza que le entrega esta celebrada saga (publicada actualmente en trece idiomas), se pasea por el mundo dando conferencias y firmando autógrafos, asegurando que agradece haber tenido una vida complicada. Porque, de haberle tocado una familia feliz, prosperidad y flores, jamás habría hallado la materia prima de la que se nutren sus geniales historias.

Deja un comentario