Entrevista: Sebastián Illanes

illanes

“El Color Negro
Está Subvalorado en la Pintura”

Por Nicole Barrios

Homenajeando al color negro, Illanes presentó la exposición “El Color y su Ausencia” durante el mes de Julio en la Sala Multiuso de Biblioteca Viva Antofagasta. La muestra contó con 13 cuadros de un estilo particular, la utilización del negro buscando plasmar las diferentes opciones para realzar los colores primarios, fue el sello. Los detalles, texturas y composición hablan por si solos, de un estilo que fluctúa entre el Surrealismo y el arte Cinético, dos corrientes distantes en época y estética, sin embargo, eso poco importa porque Sebastián no le tiene miedo a crear, es más, para él en la pintura no existen límites.

Respecto a tu actual exposición titulada “El color y su Ausencia” ¿Podrías explicar el porque del nombre?

Va en estricta relación con darle un homenaje al color negro, el cual ha sido muy importante en mi pintura, ya que la mezcla de un color específico con el negro y el blanco, dan una gama de colores muy extensa y el negro es un color que influye en esto.

Respecto a las influencias artísticas, reconoces que te ha inspirado el arte Cinético y el Surrealismo, sin embargo, estas corrientes difieren bastante entre si respecto a la técnica ¿Dé que manera han influenciado en tu trabajo?

Realmente creo que en la pintura no hay nada imposible, a uno le pueden gustar perfectamente las dos corrientes, fusionarlas en pintura sí puede ser complicado, sin embargo, con mi trabajo, me he dado cuenta que se me hizo posible porque en la pintura no existen limitantes. Podemos empezar un cuadro Pop-art, pasando por el arte Cinético y transformarlo en algo Surrealista, todo es posible.

Dentro de esa posibilidad que te da la pintura ¿Qué cosas son las que tu tomas y mezclas de cada corriente artística para dar forma a tu propio estilo?

Del arte Cinético utilizo las distintas texturas que pueden tomar la forma y el color, ahora entre la distancia y utilización del arte cinético y el surrealismo, en mi caso los dos tienen influencia en mí y yo como pintor del siglo XX fui tomando los distintos movimientos y di forma a mi pintura.

¿Sientes que tu trabajo es distinto y que la gente te reconoce?

Tengo cuadros que son bien distintos unos de otros, así que puede que alguien no los reconozca – se ríe- pero si hay arto de mis cuadros que tiene que ver con impresiones de arquitectura espacial.

Hablando de arquitectura, tu trabajo ha sido influenciado por la profesión de tu padre que es arquitecto, sin embargo, dentro de una gama de dibujos en los que te podrías inspirar ¿Qué te lleva a pintar los cimientos de los planos?

Los cimientos tienen que ver con el arte Cinético, son texturas y enlaces de formas cuadradas, más que nada cuadrados y rectángulos de uno y otro color estos se enlazan y varían respecto al porte y la textura y más allá de eso, lo encuentro atractivo, me llama la atención lo que se produce con este conjunto de formas y unión entre colores por eso lo pinto, el significado… escudriñando puede que le encuentres respuesta.

¿En qué te inspiras a la hora de trabajar?

En la diversidad, o sea la cantidad de formas de mirar el mundo, de creencias, de formas de entender, en fin… de todo!
En el caso de la inspiración con los planos, porque tanto verlo lo encontré atractivo, por ejemplo, cuando iba a santiago el ver un edificio tras otro me inspiraba bastante, en cada uno de esos edificios me imaginaba la cantidad de historias que deben haber ahí. En cada cuadro tengo que contar varias historias, porque con eso logro interpretar la diversidad, es la esencia, la cantidad de uniones y desuniones y encuentros entre distintos mundos.

¿Qué pintores tanto a nivel nacional como internacional admiras?

Yo empecé copiando los cuadros de Roberto Matta, tengo una serie de cuadros que son estrictamente “Mattianos”, aunque no son copias textuales. De Chile hay varios pintores que me gustan como Jorge Tacla, a él yo lo llamaría un pintor de vanguardia, otro chileno es Nemesio Antúnez. Francis Bacon, la obra de él la encuentro única, singular. En el arte Cinético, admiro mucho a Vasarely, que es el padre de esta corriente. En el ámbito del Surrealismo Dalí y Max Ernst.

¿El desarrollo de tu pintura ha sido de manera totalmente autodidacta?

Yo estudie pintura un año en la católica pero me retiré, por motivos personales, sin embargo, me seguí desarrollando y opté por ser pintor autodidacta. Una de las ventajas es que uno no se cierra a nada, porque cuando estas estudiando en la universidad a veces te guían mucho, te centran mucho en lo que es teoría por ejemplo, y como que uno se vuelve más académico que artista.

Respecto al proceso creativo ¿Cómo se desarrolla este para ti?

Es bastante relativo… sin embargo ocupo mucho la música, creo que ha sido muy importante para mí. Me enteré que algunos pintores cuando están ordenando un cuadro, para lograr la armonía de la composición escuchaban a Bach y yo comencé a ocuparlo y realmente te calma, te relaja y te llena el alma.

¿En que momento gatillo en ti el “yo quiero ser pintor”?

Yo empecé a pintar como los 23 años y entremedio estudie administración de empresas, algo que no me costó estudiar, entonces tenía bastante tiempo para pintar y seguí pintando… al principio como hobby y después me enamoré, no podía estar sin pintar, hasta al día de hoy es como respirar. El esfuerzo me tiene bastante contento, tengo 35 años y creo que he llegado a algo que me gusta, que me hace sentir conforme, el camino fue duro, no nací con la destreza, la desarrollé con perseverancia y que pares pintores te encuentren bueno tu trabajo es satisfactorio.

¿Qué sientes al exponer en una Biblioteca?

En este espacio que está destinado a lo cultural encuentro esto súper bien, porque una biblioteca tácitamente tiene libros, pero acá tienen esta sala, cursos para los niños etc. para mí BVAN es más un centro cultural que una biblioteca y me encanta como quedó y lo que hacen. Este espacio para mí, es uno de los mejores que hay “culturalmente hablando” en Antofagasta, quedé muy contento con la inauguración de la exposición, me sentí bien acogido.

Sebastián Illanes Recomienda
Mi libro de cabecera, porque lo he leído muchas veces es “El Perseguidor” de Julio Cortázar, también “Noches Blancas” de Dostoyevski, me entretiene mucho Bukowsky porque es la historia de él… sus borracheras –se ríe- y todo lo que hizo. Otro libro que disfrute mucho fue uno de García Márquez “La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y su abuela desalmada”, esa es mi recomendación.

Deja un comentario