Los elegidos de María Jesús Blanche

IMG_4950

María Jesús Blanche se integró a nuestro equipo en 2014, en un principio como mediadora de lectura y desde marzo de este año como subdirectora de Biblioteca Viva Egaña. De profesión licenciada en Letras Hispánicas, diplomada en Edición y Publicaciones, esta oriunda de la región de Aysén se considera una lectora que está en constante búsqueda por descubrir nuevos autores. Entre sus narradores favoritos se encuentran, José Saramago y Alessandro Baricco, mientras que en poesía disfruta leyendo al portugués Fernando Pessoa.

Para este mes le pedimos a María Jesús que nos recomendara tres libros de su biblioteca y estos fueron sus elegidos:

El cuentacuentos, Saki e Isabelle Vandenabeele. Barbara Fiore Editora, 2014. Se trata de una versión ilustrada de “El cuentista” del escritor británico Hector Hugh Munro (Saki). Es una historia breve y simple que ocurre durante un viaje al interior de un tren, pero que logra reflexionar en torno al vínculo entre adultos y niños y cuál es la mejor forma de educarlos. Lo que más me llamó la atención fue el trabajo de su ilustradora. Creo que los grabados en blanco y negro, a los que luego se suma el amarillo, son el complemento perfecto para esta historia que busca una salida alternativa a los típicos relatos edificantes que los padres suelen entregar a sus hijos.

El Río, Alfredo Gómez Morel, Tajamar Editores, 2014. Esta novela, escrita en 1962 y reeditada en 2014, es más bien una autobiografía novelada donde su autor nos cuenta cómo escapó, siendo un niño, de su casa y del colegio para refugiarse en el río Mapocho junto a otros menores que vivían ahí. Despiadado a veces, otras veces protector, el Mapocho ha servido como hogar para niños durante décadas. Gómez Morel pone al río como centro del relato, protagonista de su historia. Todas sus vivencias, relatadas desde el punto de vista de un niño que poco a poco va convirtiéndose en hombre, hacen de esta novela un libro excepcional.

La vida exagerada de Martín Romaña, Alfredo Bryce Echenique. Anagrama, 1995. Esta es la última novela que leí y disfruté mucho. En ella Martín Romaña narra en primera persona sus experiencias a partir de 1964, año en que abandona el Perú para trasladarse a París. Martín es simpatizante de un grupo de izquierda en Francia, entre los que se encuentra su esposa Inés, quien con el tiempo pasó de ser una ferviente católica a una marxista extremadamente crítica con Romaña. Se acerca Mayo del 68 y ellos le han encargado escribir una novela sobre pescadores sindicalistas del Perú. Él, obediente, se sumerge en esta ardua tarea. Exagerado, disperso e indeciso, Martín Romaña nos hace reír y querer seguir leyendo todo lo que escribe en un cuaderno azul, siempre sentado en su sillón Voltaire.

1 Comment

  1. Moisés el 13 agosto, 2015 a las 12:55 am

    excelente

Deja un comentario