Novelas landscape: Drama y romance en tierras extranjeras

en-el-pais-de-la-nube-blanca

La silueta solitaria con la vista perdida en un destino lejano sella numerosas portadas, como una promesa que busca intrigar a los lectores: ¿a dónde nos dirigimos?, una incógnita que aflora en incontables novelas e invita a transitar por destinos menos frecuentados por las amantes de los dramas de época. Así, como una mezcla entre el relato romántico y el histórico, surgen las Landscape novels, o como indica su traducción literal “novelas de paisaje”, un género (o subgénero) que sitúa a sus protagonistas en destinos exóticos que dejan atrás los escenarios europeos y se trasladan a países como India, China, Nueva Zelanda o Canadá. Aquí las mujeres que encabezan las historias suelen estar en la búsqueda de una nueva vida, que incluirá un gran viaje, choques culturales y, por supuesto, romance.

4 Landscape

En el país de la nube blanca

El boom editorial de las novelas landscape surge años atrás, con la publicación de la saga de los Maoríes de la autora alemana Sarah Lark. La primera parte de esta exitosa trilogía, “En el país de la nube blanca” (2011), narra la travesía de dos jóvenes a Nueva Zelanda: Gwyneira, hija de un aristócrata rural, y Helen, una institutriz. Ambas, en distintas condiciones, aceptan la propuesta de matrimonio de hombres desconocidos, con el anhelo de encontrar amor e independencia en un país extranjero.en-el-pais-de-la-nube-blanca

Pese a las expectativas de ambas jóvenes, que se conocen durante el viaje a Nueva Zelanda, el país que las recibe es salvaje, y los sueños que las empujaban prontamente palidecen. Con talento, Lark articula un relato efectivo, que pese a iniciar con muchos enganches clásicos (y muy releídos) del género romántico, al poco andar gesta una historia interesante, que más que satisfacer a idílicas aventuras, retratan un época dura, que sitúa a sus protagonistas en difíciles episodios que irán moldeando sus personalidades.

En casi 800 páginas se construye una aventura que incluye aspectos culturales e históricos de Nueva Zelanda, con la presencia de las tribus maoríes, y que se sumerge en el camino de dos jóvenes que intentan construir su felicidad pese a los obstáculos que se van presentando. En los títulos que suceden la saga, La canción de los maoríes y El grito de la tierra, podemos seguir los pasos de otros personajes vinculados a Gwyneira y Helen, dentro de un esquema similar que otorga un viaje por territorios desconocidos para el lector, y sostiene una historia inmersa en el drama que enfrentan sus protagonistas.

En tu próxima visita a Biblioteca Viva te invitamos a explorar en el género de las novelas landscape con “En el país de la nube blanca” y los otros dos volúmenes que completan esta trilogía. Si ya la has leído y andas en búsqueda de otras historias similares, recuerda que también puedes encontrar otros títulos de Sarah Lark como Las olas del destino, El rumor de la caracola, A la sombra del árbol Kauri, entre otras. Además, puedes incursionar en las obras de Corine Hofman y Claire Bouvier, otras dos autoras del género que son parte de nuestra colección.

Deja un comentario