Nunca más invisibilizadas: libros y revistas sobre el importante rol de las mujeres en la ciencia

Nuevo Banner - Marzo - Ciencia

Mujeres rebeldes a sus épocas que lograron importantes descubrimientos científicos, revistas y cuentos que invitan a niñas a conocer más sobre el universo y la interesante obra de la astrónoma María Teresa Ruiz, son los temas abordados en estos libros reseñados por las Mediadoras de lectura de Biblioteca Viva Norte.


Si pensamos en los grandes descubrimientos científicos de la historia, sin duda muchos de ellos han transformado nuestra realidad de manera que se volvieron indispensables para nuestro cotidiano en la mayor parte del planeta. Su contribución ha sido tal, que no tenemos problemas en nombrar de memoria a los genios detrás de tales avances y teorías: Albert Einstein, Nicolás Copérnico, Isaac Newton, Thomas Edison, Nicola Tesla y la larga lista de próceres de la historia occidental. Sin embargo, no sucede lo mismo cuando intentamos recordar a las mujeres que han habitado el campo de la ciencia y el conocimiento. Y cómo no, si las barreras para acceder a los círculos académicos y a la comunidad científica han sido sistemáticas para nosotras desde que el mundo es mundo y pareciera que no hemos descubierto nada.

Desde pequeñas nos socializan y educan bajo roles que implican un deber ser, moldeando nuestras capacidades, necesidades e intereses a razón de nuestro género, es decir, según una femineidad impuesta de manera artificial y naturalizada a través del tiempo. Debemos ser delicadas, señoritas, bellas, recatadas. Nos hacen pensar que hay un destino común para todas, ser madres de o esposas de. Nos entrenan y reducen tempranamente en el trabajo doméstico, por lo que cuando a los niños se les está estimulando para explorar y comerse el mundo, a las niñas se nos enseña a través del juego a ordenar, limpiar, criar, cuidar y contener.

La diferencia se puede ver, según un estudio de UNICEF, en que las niñas entre 5 y 14 años dedican un 40% más de tiempo, o 160 millones de horas más que los niños de su edad, en realizar tareas domésticas no remuneradas. Niñas de entre cinco y nueve años que dedican un 30% de tiempo más (el equivalente a 40 millones de horas más al día) que los niños de su edad a realizar las tareas del hogar. Las desigualdades aumentan conforme se hacen mayores, con niñas de entre 10 y 14 años que dedican un 50% de tiempo más cada día (o 120 millones de horas al día) (UNICEF, 2016).

¿En qué momento trepamos árboles, observamos insectos, interactuamos con animales y  miramos las estrellas? Si logramos hacerlo, es solo hasta que crecemos y comenzamos a buscar estilos de vida que nos permitan compatibilizar el trabajo fuera y dentro de la casa, lo profesional y lo personal, el cuidado propio y el de los demás. Techo de cristal y piso de lodo, es la metáfora que las feministas han utilizado para explicar los obstáculos y dificultades que atraviesan las mujeres que quieren autorrealizarse en ámbitos extradomésticos: “La cima está ahí arriba, la puedo ver, pero sólo a través de este cristal, es una ilusión. Estoy parada sobre un pantano enlodado de obligaciones que me impide escalar y desarrollarme como deseo”.

Lo cierto es que esto, aunque de forma lenta, está cambiando y como en Biblioteca Viva no nos queremos quedar atrás en la promoción del desarrollo intelectual y emocional de nuestros niñes. Por esta razón, recomendamos 6 títulos de nuestra colección que contribuyen a estimular, destacar y valorizar el papel y perspectiva de mujeres científicas. Esta es una invitación a conocer, soñar y empoderarte a través de la lectura.

Revista Capa

Capa es una revista que busca estimular la curiosidad natural de las niñas, les enseña a jugar a interrogar al mundo y a que ellas mismas busquen las respuestas. Esta simple, pero novedosa forma de fomentar el conocimiento, está dirigida a pequeñas de entre 5 a 10 años y cuenta con 64 páginas a todo color y sin publicidad.  Su primer número se inspira en las estrellas en todo su espectro: del cielo, de rock y las de mar. Sus páginas son perfectas para leer, dibujar y rayar, porque ese es uno de los focos principales, que ellas puedan concebir la diversión alejadas de la comodidad de los aparatos electrónicos, que despierten los sentidos con actividades que las hagan interactuar con el medio y con su familia. La revista contiene entrevistas, curiosidades, recetas y experimentos con los que lograran crear, explorar, jugar, aprender y, sobre todo, pasarlo bien.

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes 1 y 2

Las mujeres han tenido un rol fundamental en la ciencia y para su reconocimiento se han incluido a algunas de ellas en Cuentos de Buenas Noches para niñas rebeldes  1 y 2 (Planeta, 2018), donde podemos conocer, entre otras,  a la química que descubrió la cura para la lepra,  a la creadora del ciclo de cory obteniendo gracias a ello el Premio Nobel de Ciencias, a una programadora en computación para la NASA y a una actriz e inventora que sentó las bases de lo que hoy es el WI-FI y Bluetooth. Todas ellas, mujeres discriminadas que tuvieron que rebelarse ante una sociedad que intentó oprimir sus anhelos y proyectos, solo por su género. Gracias a sus historias, las niñas de hoy pueden soñar en grande, aspirar a lograr lo que se propongan, siendo precursoras del mundo, tal como dijo la cosmonauta Valentina Tereshkova, “Oye cielo quítate el sombrero. ¡Voy para allá!”.

Las chicas son de ciencia

Algo similar ocurre con Las chicas son de ciencia (Penguin Ramdom House, 2018), libro orientado a la infancia y pre adolescencia que compila a 25 mujeres científicas de la historia y sus aportes al conocimiento del mundo. La virtud de esta libro radica en que no solamente nos patenta que las mujeres construimos también la trama de la ciencia, si no que nos lleva por un recorrido biográfico de cada una, mostrando aspectos íntimos de sus vidas con el fin de demostrar que con rebeldía y persistencia las mujeres podemos hacernos espacio en un campo tan masculinizado como lo es la intelectualidad.

María Teresa Ruiz, una heroína estelar

Y si para las mujeres es doblemente difícil explorar lo que nos rodea, imagínense hacerlo de forma extraplanetaria. Por eso María Tereza Ruiz es nuestra heroína destacada, es Premio Nacional de Ciencias Exactas y Directora de Comunidad Mujer puesto que ha dedicado su vida al estudio del cielo desde el privilegiado escenario astronómico chileno y a la escritura de sus hallazgos.

Desde Chile un cielo estrellado: Lecturas para fascinarse con la astronomía (Catalonia, 2013), es un libro que compila de forma lúdica e informativa, relatos que nos hablan sobre el cielo desde diversas perspectivas: poesía, pasajes de novelas, entrevistas a astrónomos, mitos y biografías de aquellos que han contribuido al conocimientos acerca del firmamento son parte de sus principales relatos, los cuales nos demuestra la importancia que ha tenido el cielo para las diversas disciplinas desarrolladas por el ser humano.

Por último, destacamos Hijos de las estrellas (Debate, 2017). Se trata de una obra que incluye al lector en un relato común: el sentido de la vida en su largo y ancho. Sin anular la complejidad de la temática, María Teresa logra explicar con un lenguaje generoso y simple las estrategias, mecanismos, técnicas y herramientas que los seres humanos hemos generado y desplegado para aproximarnos y comprender al universo y la forma en que evolucionamos con él.

Deja un comentario