Umami

Umami, es la primera la novela de la mexicana Laia Jufresa (1983), que anteriormente publicó el libro de cuentos El esquinista (2014), muy bien recibido por la crítica especializada y los lectores.

Umami nos habla de la pérdida y la soledad, sentimientos que comparten los diferentes personajes de la novela. La narración transcurre en la privada Campañario, un condominio donde sus habitantes conviven día a día con la ausencia de un ser querido a través de sus propias extrañezas y manías.

La escritora mexicana Laia Jufresa. Créditos: El Universal.

El condominio está conformado por cinco casas, las cuales están distribuidas según el mapa de los sabores en la lengua humana. En la Casa Amargo vive Dulce Marina, una joven artista solitaria, quien tiene el talento de inventar palabras relacionadas con los colores. La Casa Salado está habitada por Linda y Víctor, músicos de la Orquesta Sinfónica Nacional y padres de Ana, Theo y Olmo. Luz, la más pequeña, murió hace algunos años. La Casa Dulce es usada como academia por Víctor y Linda; y en la Casa Ácido vive Pina junto a su padre, Beto. Finalmente, la Casa Umami la ocupa el dueño del condominio, Alfonso Semitiel, un antropólogo viudo que dedica su tiempo a investigar y difundir el “quinto sabor”, umami, sabor sutil pero de gusto prolongado y difícil de describir, descubierto en 1908 en Japón.

Un viudo que cuida a dos muñecas como si fueran hijas; la hermana mayor de una niña que ha muerto; una joven que busca su lugar en el mundo a través de las palabras; la madre que se siente culpable de la muerte de su niña; y una hija que añora a una madre que ha olvidado. Jufresa, no nos quiere narrar los secretos que esconde el dolor de los personajes, sino mostrar seres entrañables que tienen vidas reconocibles, pero no comunes. Cada uno de ellos habita el mundo de manera diferente y su forma de convivir con su soledad es particular.

La estructura de la novela es de sus grandes aciertos. Construida en cuatro partes, divididas a su vez en capítulos ordenados con una cronología inversa, es decir, van desde el presente al pasado. Distintas voces nos narran el estado de soledad y aceptación en que viven los personajes para llegar, con un ritmo tranquilo, íntimo y algo misterioso, a los acontecimientos que rodearon la pérdida de cada uno de ellos. Al inicio de todo, al final.

Esta extructura coral da autonomía a cada capítulo, voces independientes con relatos íntimos que se van uniendo al resto de la narración a través de los hilos de la ausencia y la aceptación.

Laia Jufresa nos regala una obra de tema universal, pero que se hace única debido a su lúdica trama, a su particular uso del lenguaje, a una narración precisa pero intimista y su estructura caleidoscópica. Es una novela original y muy recomendable.

[Reseña por: Daniela Correa, Licenciada en Estética de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Magíster en Edición de la Universidad Diego Portales]

Autor: Laia Jufresa

Editorial: Kindberg

Año: 2017

Otras actividades


Taller: Decoraciones para el árbol de navidad


Cata de café con Starbucks


Taller: Adornos navideños


Taller: Bordado Tenango


Taller: Tarjetas de navidad


Encuentro: guía SOS para futuras mamás


Presentación de libro: La hija de la lavandera


Espectáculo: Sesiones Vivas


Taller infantil: Rompecabezas migrante


Taller: Packaging navideño