Capa Estrella fugaz

Por Marianela Dolfini, mediadora de lectura BV Tobalaba.

Para situarnos en el contexto histórico del libro Capa, estrella fugaz,publicado el 2017 por la editorial Blume, debemos trasladarnos a los años treinta hasta los cincuenta, periodo que ciertamente marcó la historia de la humanidad por sus sucesivas guerras, algunas de ellas fueron documentadas y visibles gracias al agudo ojo fotográfico de Endre Friedmann, más conocido por su seudónimo Robert Capa.

El ilustrador y dibujante de historietas, Florent Silloray, logra capturar los sucesos más relevantes de este famoso fotógrafo de guerra, evidenciando desde el inicio una problemática que debe sortear durante toda su vida, la falta de dinero al carecer de un trabajo estable, irónicamente su inestabilidad le dio la posibilidad de viajar y comenzar una extensa carrera como fotógrafo.

Sin mayor preámbulo conoceremos los primeros pasos que forzadamente debió dar Capa para entrar en el mundo del fotoperiodismo, junto a su pareja y compañera de terreno Greta Taro, a quien se le adjudica la invención de su seudónimo. Asimismo, podremos apreciar los hitos más importantes de su trabajo fotográfico a través de ilustraciones realistas, algo que da gran valor a esta biografía, ya que el autor logra con gran astucia mostrarnos a Robert Capa en acción, siempre con cámara en mano.

Para los amantes de la fotografía puede ser bastante atractivo saber que la vida de Capa no estuvo exenta de grandes oportunidades, al codearse con artistas y escritores reconocidos a nivel mundial, anécdotas que el autor no pasa por alto y otorgan un aspecto divertido a su historia. Conoció a Ernest Hemingway, al pintor Salvador Dalí y Picasso, al director de cine Hitchcock, quien le ofreció ser guionista para una de sus películas, basándose en su experiencia en el campo de batalla, pero gracias a su personalidad inquieta y humanitaria, optó por volver a la fotografía de guerra.

La característica principal de Capa es su poca tolerancia a la pasividad de un día normal, su frase célebre: “si tus fotografías no son suficientemente buenas, es que no te has acercado lo suficiente” es el sello que lo identifica como un fotógrafo inquieto, impulsivo y temerario. Esto se ve fielmente reflejado en el libro, que narra con suspenso y drama el histórico desembarco de la invasión aliada de la Francia, ocupada

por los alemanes en los desembarcos de Normandía del 6 de junio de 1944, durante la Segunda Guerra Mundial.

Algo que no puede q

uedar en el tintero, ya que es la gran herencia que nos dejó Robert Capa, además de su trabajo fotográfico, es la Agencia Magnum, hecho que el autor no olvida y nos ayuda a deducir cómo, quiénes y por qué se fundó, algo sumamente valioso para la historia de la fotografía.

En la narración gráfica apreciaremos con gran detalle su vida personal y profesional, accederemos a fechas, lugares y sucesos con ilustraciones convencionales de dos tonalidades: color sepia, utilizado en los albores de la fotografía, que hoy en día prácticamente está en desuso. De igual manera nos encontraremos con el blanco y negro, también tonalidades grises, estos matices destacarán las etapas complejas o más importante del fotógrafo, otorgando dinamismo a la historia.

En Capa, estrella fugaz conoceremos a un hombre tenaz, valiente, romántico, jugador de póker, que impulsó y creó la famosa Agencia Magnum, a un fotógrafo que murió haciendo lo que más amaba, situación inesperada para su círculo más cercano pero que era muy probable tratándose de Robert Capa.