Ciencia Ficción, nueva guía de lectura

Luego de varios aplazamientos en pos de la edición de otras obras del género, Miquel Barceló y Ediciones B, en el marco de su colección NOVA, especializada en ciencia ficción y a cargo del mencionado autor, deciden actualizar y ampliar la Guía de lectura lanzada en 1990, para recoger los cambios que ha experimentado el género en sus distintas manifestaciones, dando origen veinticinco años después de su primera versión a Ciencia Ficción. Nueva Guía de Lectura.

Doctor en informática, ingeniero aeronáutico y diplomado en energía nuclear, el hombre detrás de columnas mensuales de informática en la revista Byte, impulsor del premio UPC (Universidad Politécnica de Cataluña) en España y catedrático de la misma universidad logra entre tantas y tan densas ocupaciones leer cada libro premiado por los grandes galardones de la ciencia ficción (y otros tantos que ni siquiera se nominan), editar obras del género y hasta escribirlas (como Testimoni de Narom, escrita el 2000 en colaboración con Pedro Jorge Romero, su constante compañero de labores profesionales).

Miquel Barceló (1948) ha dedicado su vida desde muy joven a la lectura, difusión, edición y creación de literatura de ciencia ficción, haciéndose acreedor, entre otros reconocimientos, del Premio Gabriel (otorgado por la Asociación Española de Fantasía y Ciencia Ficción) por La labor de una vida, espíritu que queda plasmado en las casi quinientas páginas de su esperada versión actualizada de la obra de 1990. Se hace evidente, ya sea por afirmaciones explícitas o por los análisis y comparaciones que establece en cada tema que trata en esta Nueva Guía, la gran afición de Barceló acerca de cuanto se ha producido en relación a la ciencia ficción y de lo que pretende dar cuenta con sus mejores exponentes en cada apartado: desde las mejores novelas (asunto esperable en una guía de lectura) hasta los juegos de mesa del género, pasando por manifestaciones en teatro, cine, televisión, cursos universitarios y por supuesto, por los galardones más importantes y los no tan reconocidos, en el capítulo dedicado a Los Premios, donde evidentemente Nebula, Hugo y Locus acaparan gran atención, pero también se destacan otras decenas de premios menos conocidos, como los Lambda, que abren una veta, relevando aquellas obras que puedan considerarse literatura LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales).

Cada una de estas manifestaciones es revisada, ampliada y en algunos casos, añadida o eliminada respecto de la edición de 1990, producto de las transformaciones que la ciencia ficción ha sufrido en los últimos veinticinco años. Partiendo de un hecho concreto, la Nueva Guía ha debido eliminar algunos nombres y revisiones de obras ya que, en palabras del mismo autor “en la guía del año 90 podía ser más objetivo, porque aún se podían incluir todos los grandes premios. Ahora tendría setenta y cinco títulos más a añadir, solo contando con los grandes premios, así que puede decirse que esta guía es más subjetiva, porque he tenido que elegir” (Entrevista para Fantífica, septiembre de 2015). Asimismo, la necesidad impuesta por los eventos de este último cuarto de siglo, da origen a nuevos apartados que no estaban presentes en la edición de 1990, como un análisis del estado del género y del fandom. Así, quienes han leído la Guía de Lectura en su primera versión, encontrarán en la actual un libro diferente, que plasma los cambios, avances – y retrocesos – de esta parte de la literatura, que a juicio del autor se han dado, por lo menos, en tres notables vertientes: el número de interesados en la ciencia ficción es muy superior al de los años 80 y 90, los acelerados cambios sociales se han reflejado en los mundos imaginados por los autores de esta rama, que en varias ocasiones han sido menos atrevidos, contextualizando sus aventuras en escenarios ya no tan diferentes al panorama actual, situándose en el near future, y finalmente, el hecho de la fuerte incorporación y potencia literaria de las mujeres en la creación nuevas obras del género (ya se cuenta con un buen número de grandes exponentes: Anne McCaffrey, Vonda McIntyre, Joanna Russ, Jate Wilhelm, Connie Willis y la destacada Ursula Le Guin, entre otras).

Con un bagaje indiscutible y una pluma crítica y segura, el autor recorre la historia, grandes obras y autores, y en general, toda creación asociada a la ciencia ficción. No sin una gran cuota de subjetividad evidente y reconocida por Barceló, se exploran en este libro las más diversas aristas del género, partiendo con una introducción que abarca las definiciones de ciencia ficción (de entre las que la de Isaac Asimov – que a juicio de la mayoría de los entendidos sería tal vez el más autorizado para definir el género- destaca y se ajusta con más precisión al sentido que Barceló intenta plasmar en este libro: “la rama de la literatura que trata de la respuesta humana a los cambios científicos y tecnológicos”). Continúa la obra estableciendo un marco histórico, en la sección sobre La evolución histórica de la Ciencia Ficción, partiendo por los pequeños espacios abiertos en revistas especializadas, con relatos cortos (manifestación que ha permanecido siempre como una de las formas más potentes en el género) y analizando los subgéneros, estableciendo siempre una firme diferencia con la fantasía, cuya popularidad ha tentado a editores y escritores a unificar ciencia ficción, terror y fantasía (cometido que lamentablemente ha tomado forma modificando nombres y misiones de asociaciones originalmente exclusivas del género y mezclando premios), con el fin de sacar a la ciencia ficción de su “dureza” y ampliar el rango de lectores y los beneficios económicos. Pero Barceló es claro: la fantasía y el terror merecen todo su respeto, pero son áreas distintas. Componen también esta sección inicial otros interesantes y detallados análisis: los temas de la ciencia ficción (donde insiste en las propiedades del género y sus diferencias radicales con otros), el fandom, los premios y otras manifestaciones, como los juegos de mesa y los cursos universitarios asociados.

Tras una primera parte que esclarece el terreno de la ciencia ficción y sienta las bases de sus áreas de dominio, el autor ofrece de lleno la guía de lectura, donde separa sus reseñas de las más relevantes obras del género (y otras no tan conocidas pero que Barceló espera sean consideradas por editores y lectores) en series o sagas (segunda parte), los títulos (tercera parte) y las narraciones breves (cuarta parte). Casi no cabe duda de que ha leído cada serie o título de los que habla en estas tres secciones, ofreciendo un panorama amplio y detallado para el explorador novato o el entendido que desea saber más. Sus descripciones poseen la gracia de invitar a leer y si eso no fuera suficiente, Barceló establece una lista de imprescindibles para “perezosos” que no estén tan dispuestos a investigar o a leer las reseñas contenidas en su obra.

Finalmente, se profundiza en los apéndices acerca de dos ejes temáticos que bien podrían no haber estado en una guía de lectura, pero que dan a la obra un cierre enriquecido y que la transforman en un compendio no solo de las recomendaciones literarias fundamentales del género (pretensión que Barceló nos recuerda a cada momento, no pretende lograr con objetividad), sino que también en un completo estudio de la ciencia ficción, que en cada sección abre puertas e insta a seguir investigando aquello que por extensión (y sin duda no por falta de argumentos o conocimientos del autor) no podía agregarse a esta nueva edición. En estos apéndices el español nos da pistas acerca de Cómo escribir Ciencia Ficción (Apéndice 1), con plena conciencia de que el escritor no surge de recomendaciones concretas pero que estas pudieran orientar a los más novatos, para saber por dónde comenzar sus primero intentos. Se cierra la obra con un segundo apéndice acerca de la divulgación de la tecnociencia con la ciencia ficción, un interesante apartado en el que el autor, entre otros puntos, reivindica el rol de los científicos que han dedicado amplio espacio a la difusión de los avances científicos, restando tiempo y quizás perdiendo la posibilidad de brillar en tantos descubrimientos como hubiesen podido, de no haber dedicado esfuerzos a lograr comunicar las novedades en ciencia y tecnología, en este caso, a través de la literatura de ideas o ciencia ficción. Notable resulta la defensa de la figura de Isaac Asimov, que ocupa un espacio importante en toda la obra, pero que resalta aún más en el cierre, como ícono de aquellos científicos que, en palabras de Miquel Barceló, “han sabido desempeñar con dignidad los tres niveles existentes de la comunicación científica”, en contraste, por ejemplo, con Chester Keefer, quien no será recordado por muchos, aun cuando tomó las riendas de la investigación que llevaba a cabo Asimov cuando fue echado de la universidad por no dedicarse exclusivamente a la indagación científica. Sus seguidores nunca dejaremos de agradecer a la Universidad de Boston el haberle dejado libre para dar a luz a grandes obras del género, entre otras contribuciones.

Tras la apasionante lectura de esta Nueva Guía de Lectura, pareciera que el español tiene como deber futuro el generar una enciclopedia de la ciencia ficción y que estando el material solo falta quien le permita y aliente a ponerlo en el papel. Es seguro que tiene mucho más que decir y que sus aportes seguirán siendo siempre necesarios para un género que ha sido denostado (a veces con razón, otras no) por algunos críticos o lectores que lo consideran demasiado duro y carente de calidad literaria. Como diría el mismo Barceló sobre otras obras, su nuevo libro es un must read.

[Reseña de: Javiera Díaz, subdirectora de Biblioteca Viva Tobalaba]

Autor: Miquel Barceló

Editorial: Ediciones B

Año: 2015

Otras actividades


Show musical navideño: El mundo de Bungo


Taller de manualidades: Decora tus galletas navideñas


Liberación de libros


Taller de introducción a la astrología


Guaguateca Navideña


Taller: Adornos navideños bordados


Espectáculo: Concierto Navidad


Guaguateca navideña


Taller de encuadernación


Taller de manualidades: Leporello, cuentos de nunca acabar