El cielo enjaulado

Reseña por Gabriela Sánchez C., mediadora de lectura BV Egaña.

Lo  que primero que sabemos sobre El cielo enjaulado (Planeta, 2019), es que inspiró la creación de Jojo Rabbits, película ganadora de múltiples premios Oscar, una cinta repleta de colores brillantes, tomas simétricas, humor y bastante inocencia. Lo que nadie esperaba era que el libro no tuviera nada de eso y que, por el contrario, fuera una historia muy oscura, frustrante y dolorosa.

Esta es la segunda novela de Christine Leunens (Hartford, 1964), escritora estadounidense nacida en Connecticut, máster en Literatura Inglesa por la Universidad de Harvard, quien con este libro logró causar un gran revuelo en poco tiempo, sobre todo por la controvertida temática abordada.

Segunda Guerra Mundial, Austria anexa al Tercer Reich. Nuestro protagonista es Johannes, un niño que crece en esta realidad y como resultado desarrolla un extremo fanatismo nacionalista. Sus padres difieren de este pensamiento y tienen en secreto escondida a Elsa, una joven judía, en el segundo piso de su casa. A veces la ocultan entre las paredes, a veces entre tablas sueltas en el piso; siempre en la misma habitación.

Johannes crece, llega a ser parte de las Juventudes Hitlerianas y luego de entrar en la guerra, a los 17 años, es herido en combate resultando mutilado e incapacitado de por vida. Es en este escenario en que Johannes se da cuenta de la existencia de Elsa.

La narración, siempre en primera persona, nos muestra el pensamiento y acción de nuestro joven protagonista, quien no cuestiona sus acciones ni reflexiona sobre las muertes o la guerra. Para él los judíos son una peste que deteriora el país, pero aun en su necio pensamiento, se enamora de Elsa. Un amor oscuro, obsesivo y posesivo que impulsa a Johannes hacia una lucha ferviente para mantenerla escondida bajo el pretexto de protección, y no desea liberarla de su prisión a pesar del fin de la guerra.

Veremos a Johannes al límite por su obsesión por no dejarla ir: crea fantasmas y dentro de la paranoia inventa competencias inexistentes, y controla todo. Ambos personajes generan una dependencia enfermiza, y el resultado es que la empatía que se siente por ellos se pudre en el fondo del corazón. ¿Qué tan a fondo deja heridas la guerra?, ¿hasta qué punto podemos culpar a la guerra de todas estas acciones? ¿se trata realmente de amor o una venganza? Estas preguntas rondarán durante toda nuestra lectura. Y el sufrimiento lo sentiremos en carne propia.

La monotonía y la desesperanza se reflejan claramente en la narrativa; muchas veces se puede sentir la frustración de no ver una salida en toda esta historia. Nos sumergimos en estas vidas decadentes y verlas llegar hasta las últimas consecuencias nos hace pensar en lo absurdo, lo irreal. Puedes empatizar con el daño, pero no con el personaje, con el abandono del ser, el dejarse llevar, la depresión.

Generalmente leemos historias de víctimas, de supervivientes y de héroes. Esta vez leeremos la historia del victimario: la naturalidad con la que se apodera y gobierna la vida de otro y lo fácil que es confundir el amor con el odio. Y sientes la vida de Elsa, lo atemporal. No sabes si han pasado años, días o quizás horas, toda la narración te envuelve en una tristeza cotidiana como si fuese lo obvio y lo sensato. Luego de saber esto, ¿te sientes capaz de entrar en esta historia?

 

El cielo enjaulado
Christine Leunens
Planeta, 2019

Autor: Christine Leunens

Editorial: Planeta

Año: 2019