El hombre semen

Se dice que la francesa Violette Ailhaud (1845 – 1925) escribió El hombre semen en 1918 y encargó que fuera entregado cincuenta años después de su muerte a la pariente más cercana, quien debía ser mujer y joven. Un relato testimonial, que narra un extraño suceso de un pueblo francés sin hombres, invitándonos a reflexionar sobre la humanidad y las relaciones de género.

¿Cómo sería un mundo sin hombres? Resulta difícil de concebir. Y es que si bien es cierto que en período de guerras las ciudades se ven mermadas de su población masculina, siempre debería quedar alguien ¿no? Sea anciano, joven, enfermo o discapacitado… Excepto en una pequeña localidad de la Provenza francesa, cuando tras el golpe de Estado protagonizado por el autoproclamado “Napoleón III”, hasta el último de los hombres que componían el pueblo de Volx es asesinado por intentar defender la república arrebatada. De hecho, el mismo padre de la narradora y protagonista de esta novela testimonio, proclama: “Ciudadanos, cuando el pueblo se levanta, no es una rebelión que se organiza, es el Orden y la Libertad que aparecen nuevamente”.

En tal contexto de revuelta y desazón, comienza el relato de la joven de 17 años, quien en 1852 pierde a su padre y prometido, situación compartida por el resto de las mujeres volxiennes. Dos años esperan, preparadas y armadas, al ejército opresor, pero nadie viene a atacarlas. Dos años lloran a sus muertos y exiliados, de los cuales ninguno vuelve. Dos años añoran compañía masculina y convertirse en madres, pero no llega ningún hombre a satisfacer esas necesidades. Pese a la ansiedad y expectación que las invade, las mujeres hacen un pacto: “Nuestro primer objetivo será su semen, luego su fuerza de trabajo y, por último, su presencia. Nunca su amor. Incluso en secreto, no consideré esta eventualidad y mis compañeras tampoco”.

ehs2

Pero lo impensado ocurre, tal como Violette describe con las siguientes palabras: “Estoy totalmente conmocionada. No sé ni qué hacer, ni lo que va a pasar. Para el caso, estoy enamorada. Para el caso, fui la primera a quien tocó. Pero nada indica que me va a elegir. Me pregunto si mis compañeras no se enamoraron al igual que yo de este hombre, de nuestro hombre”.

Sin mencionar lo mítico e irreal que me parece este relato, por tanto verídico, lo que más me impresiona es el nivel de sororidad entre las mujeres de la aldea. Como feminista, reconozco que aprender a solidarizar y empatizar con mis congéneres no siempre es fácil y requiere de un esfuerzo consciente. Por ende, solo puedo imaginar lo duro que debe haber sido para la protagonista “compartir” al hombre amado con sus compañeras; obviando sus propios sentimientos y egoísmo naturales.

Para mí, encontrarme casualmente con este libro tan chiquitito en la FILSA 2017, fue una grata sorpresa. Recomiendo El hombre semen porque pese a lo breve (lo leí en aproximadamente media hora), es de una gran belleza y me resulta impactante por su franqueza y sencillez. Siento que no busca más que retratar la verdad de los hechos ocurridos, pero a mis ojos resulta mágico: el escenario, la época, la llama de la revolución y la unión femenina.

[Reseña por: Camila Vargas, mediadora de lectura Biblioteca Viva Trébol]

Autor: Violette Ailhaud

Editorial: Edicola Ediciones

Año: 2015

Otras actividades


¡La gran mesa en Biblioteca Viva Antofagasta!


Crea tu juguete reciclable


Taller: Antifaces de año nuevo


Presentación musical: INCHE


Taller: Creación de bullet journal 2019


Ciclo conversaciones sobre Literatura: Literatura Chilena


Liberación de libros


Actividad: Celebremos la Navidad


Liberación de libros


Liberación navideña