El Santiago que se fue. Apuntes de la memoria

Por Jeannette Palomera, Directora BV Sur

Santiago es una ciudad que cambia constantemente, que se ha rearmado y ha crecido, algunos lugares desaparecen y otros nuevos se construyen, poco queda del Santiago del siglo XX que César Octavio Müller Leiva (Santiago de Chile, 13 de agosto 1907 – 24 de julio de 1996),  conocido por su seudónimo Oreste Plath, nos muestra en su libro El Santiago que se fue. Apuntes de la memoria. Oreste Plath fue un escritor y folclorista chileno, entre sus obras destacan Folklore Chileno (1962), Geografía del mito y la leyenda chilenos (1973), L’Animita. Hagiografía folklórica (1993), Aproximación histórica-folklórica a los juegos en Chile (1986), solo por nombrar algunas. La mayoría apuntan a poner en valor el patrimonio folclórico de nuestro país. 

El Santiago que se fue, apuntes de la memoria fue publicado después de su muerte en 1997 y es diferente a sus trabajos anteriores, es una obra más privada, que muestra la nostalgia y su historia  personal en la ciudad donde nació y murió, la cual conoce con propiedad y habla de ella como parte importante de su vida. En su libro reconstruye el pasado de Santiago, describiendo lugares y personajes simbólicos de la vida social, literaria y artística, desarrollada en bares, restaurantes, hoteles  o salones de té.

En la portada del libro nos encontramos con un tranvía (antiguo medio de transporte) esto nos indica lo que vendrá más adelante, anécdotas, historia de personalidades, todo esto acompañado de  imágenes de las calles y edificios, páginas que revelan la identidad del Santiago del pasado y presente. Plath nos lleva a recorrer una ciudad mucho más pequeña de la que conocemos ahora, pero con un gran movimiento cultural y una vida social bastante activa. Nos guía por lugares ya desaparecidos, pero que fueron emblemáticos en el 1900 como La Posada del Corregidor, La Casa Colorada, el bar Black and White, Hotel Crillón y algunos que aún existen: La Piojera, el Quitapenas, el Portal Pérez Concha o la Quinta Normal; de algún modo logra hacernos protagonistas de una época lejana. 

Al leer surge como cuestionanmiento; ¿qué pensará Oreste Plath de este nuevo Santiago? Grandes edificios, una ciudad que creció de forma desproporcionada y que dada la globalización vive una mezcla de nacionalidades, colores y  sabores. Muchos de los lugares nombrados en este libro ya no existen, mientras que otros siguen luchando por sobrevivir dentro de toda esta nueva competencia.  

La historia se escribe día a día, Santiago es un escenario que cambia constantemente; si pensamos en lo sucedido este último tiempo, veremos que un  gran movimiento social cambia el paisaje de la ciudad y deja en sus muros expresiones que son símbolos de esta nueva sociedad. Este libro insta al lector a ser protagonista de la ciudad, a sentirla suya y a ser parte de ella, a recorrerla levantando la cabeza, dejando el celular de lado para observar qué queda de  antaño, ver cómo  la modernidad ha ido borrando las huellas del pasado y dando forma a un nuevo estilo de vida y a un nuevo Santiago.  

 

Autor: Oreste Plath

Editorial: Fondo de cultura Económica

Año: 2010