El viento que arrasa

El viento que arrasa (2013) es la primera novela de Selva Almada (Argentina, 1973), la cual obtuvo importantes elogios de la crítica y ya cuenta con varias traducciones y reediciones. Anteriormente la autora había publicado el libro de poemas Mal de muñecas (2003), Niños (2005) y, en 2007, los cuentos de Una chica de provincia.

El viento que arrasa es un relato breve y en apariencia simple que nos sitúa en el interior de Argentina, en la provincia de Paraná, para narrarnos la historia de un padre y una hija- el Reverendo Pearson y su hija Leni- y un mecánico, el gringo Brauer y su ayudante Tapioca. Estos cuatro personajes se reúnen producto del destino; el auto del reverendo sufre un desperfecto durante su viaje evangelizador y debe llevarlo al taller mecánico de Brauer.

Este desperfecto, más grave de lo esperado, reúne por un día a estos cuatro personajes en un encuentro que será significativo para sus vidas. Durante esta espera, en un entorno seco y desolado, vamos conociendo los secretos y sentimientos de los personajes, pero siempre dejando algo entre las sombras; entre ladridos de perros, chatarras de autos y la soledad del desierto, se va construyendo una relación entre los personajes a través del mutuo reconocimiento de pérdidas, ausencias y rencores, vidas comunes que lidian con una cotidianidad cargada de pasado.

La escritora argentina Selva Almada | Foto: Saul Ruiz – El País.

El Gringo es un hombre malhumorado, pero noble, que aceptó la paternidad de Tapioca sin preguntar ni pedir nada; Tapioca es un joven inocente y entrañable que se encuentra en plena búsqueda. El Reverendo es un gran orador, que dedica su vida a enseñar el buen camino, renegando de sus propios errores; y Leni, de apariencia ruda, se ha resignado y aceptado la vida itinerante de su padre predicador.

Pearson, Leni, Brauer y Tapioca, en la espera alternan diálogos y recuerdos, en una atmósfera que poco a poco comienza a cambiar, como si fuera la evolución de un personaje más de la novela. La relación aparentemente cordial entre los dos adultos empieza a tensarse, mientras los jóvenes han encontrado algo de complicidad el uno con el otro. El aire empieza a espesarse, comienzan a caer las primeras gotas de lluvia y deben refugiarse dentro de la casa; la tormenta no tardará en llegar. Pero en este espacio cerrado la armonía comienza a perderse, y la llegada de la tormenta estallará la tensión y liberará las pasiones, en una escena casi bíblica. Luego vendrá la calma, la aceptación y la vuelta a la vida cotidiana; más viejos, más resignados, pero con los mismos dolores y nostalgias.

La escritora usa un estilo realista, lo que le da a la narración autenticidad, vidas verosímiles, personajes sinceros. Con diálogos precisos y honestos, con silencios llenos de significado, el lector logra visualizar perfectamente a cada uno de los personajes, tanto en sus sentimientos, como en su actitud y apariencia física.

Su prosa limpia y precisa hace de la atmósfera algo tangible. El lenguaje sencillo y popular y su escenario provincial y algo marginal de la novela, me hacen recordar la escritura social y certera de Juan Radrigán.

El viento que arrasa es un novela ante todo honesta, un relato que sin darnos cuenta se va anclando en alguna parte de nuestro corazón lector, haciendo de Selva Almada una escritora de lectura totalmente recomendable.

[Reseña por: Daniela Correa, Licenciada en Estética de la Pontificia Universidad Católica de Chile y Magíster en Edición de la Universidad Diego Portales]

Autor: Selva Almada

Editorial: Mardulce

Año: 2013

Otras actividades


Taller: Decoraciones para el árbol de navidad


Cata de café con Starbucks


Taller: Adornos navideños


Taller: Bordado Tenango


Taller: Tarjetas de navidad


Encuentro: guía SOS para futuras mamás


Presentación de libro: La hija de la lavandera


Espectáculo: Sesiones Vivas


Taller infantil: Rompecabezas migrante


Taller: Packaging navideño