La noche del zelota

Reseña por Ismael Rivera.

En la portada de este libro, Das Kapital opta por mostrarnos la simbología con que se marcaba a los prisioneros judíos en los campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial, acaso como advertencia de la continua clasificación sobre el otro, “fijos como mariposas o escarabajos voladores en un insectario”.

Esta decisión en el diseño editorial nos clarifica una temática que atravesará todos los poemas de este libro del poeta chileno Camilo Brodsky (1975). Brodsky sitúa a su hablante en la figura de un zelota que relata en un tono alucinado y mordaz el horror en el tiempo, como si a través de un aleph observara la destrucción y la muerte. Los hechos no se suceden cronológicamente, si no que se igualan en la simultaneidad que les da su carácter genocida. Es así como podemos trazar un paralelo entre los crímenes cometidos en nuestra dictadura cívico-militar y el Holocausto, entre la Roma Imperial y los linchamientos racistas en los Estados Unidos, o la ejecución de los mártires de Chicago. Pareciera advertirnos este zelota que no se puede ceder ante el horror, venga de donde venga. La vida se sigue llevando adelante, y cada uno carga con sus muertos, como un riel atado a los pies. Pero no podemos escapar a ellos, salen a flote irremediablemente, como el miliciano abatido de la foto de Capa, que “cae siempre / de manera indefectible / sobre nosotros.”

La noche del zelota invita a los lectores a no relativizar los genocidios ocurridos en la historia de nuestra humanidad y a ver cómo esta misma historia parece haber sido escrita por los vencedores con la sangre de los vencidos. Clave aquí desde dónde se sitúa el poeta, en el bando de los derrotados, haciendo propio el llamado de Walter Benjamin sobre que el arte debe contar la historia de los oprimidos.

 

La noche del zelota
Camilo Brodsky
Das Kapital, 2013

Autor: Camilo Brodsky

Editorial: Das Kapital

Año: 2013