Mamíferos prehistóricos de Chile

por Javiera Vilugrón

Muchos de nosotros nos hemos imaginado a nuestros antepasados en reuniones familiares, conversaciones de nuestros abuelos o en tertulias con amigos. Pero ¿Alguna vez hemos pensado en los parientes de los animales que vivieron en nuestro país? Responder esta pregunta es la invitación principal que nos hace el libro Mamíferos prehistóricos de Chile que convivieron con el hombre (Pehuén, 2014) con textos del doctor en arqueología Rafael Labarca Encina e ilustraciones de Maya Hanisch. Presentando quince mamíferos de la Edad de Hielo que tuvieron contacto con la humanidad, este libro informativo nos acerca un poco más a los predecesores de zorros, elefantes, vicuñas, jaguares y otros animales que vivieron en territorio chileno y que se adaptaron o extinguieron por diversas causas.

Lo primero que podría llamarnos la atención de este libro —tanto a niños como adultos— es su color oscuro en la portada y contraportada, que hace resaltar animales, humanos y paisajes del Pleistoceno, que es como los geólogos nombraron a este largo invierno de hace dos y medio millones de años atrás. Asimismo, las guardas se hacen relevantes como aproximación a la imaginación infantil, ya que en un tono amarillo terroso se despliegan los dibujos de un niño sobre los mamíferos insertos en el texto, lo que lo hace ideal para trabajar la creatividad y la abstracción de estos animales tan grandiosos.

Por otro lado, en el contenido se nos presenta cada animal con una breve descripción de su peso, dimensiones físicas, costumbres y parentesco con algún mamífero de nuestra era. Por ejemplo, el Caballo de Saldías —pariente de los caballos de hoy— pesaba más de 260 kilos y aún así era cazado por los humanos de la Edad de Hielo, quienes lo usaban para alimentarse. Así como estos equinos, las páginas nos dan cuenta de una fauna maravillosa y extraña que se relacionaba con hombres, mujeres y niños que vivían en lugares de nuestro país que ahora nos sería imposible habitar.

La representación de la humanidad en este libro es muy acertada en las costumbres, pues nos expone de manera desenfadada cómo los humanos que convivieron con osos, vicuñas y milodones de gran tamaño usaban estos animales para sobrevivir. Aunque nos parecen un poco extraños para nuestra cotidianidad, tanto el comportamiento de estos grupos como la fauna con trompas, astas gigantes, dientes larguísimos y patas con tres dedos, nos recuerdan cosas que probablemente solo hemos visto en zoológicos o la televisión, pero que se hacen muy reales en ese texto.

De este libro también destaca el glosario con conceptos clave que incluye al final, con palabras difíciles de comprender como litopterna, coprolito o endémico. Ayudando y complementando esa curiosidad lingüística, hay también un índice con todos los animales que aparecen, más su información científica y hábitat, pero no termina ahí: la última página es un mapa de Chile con la ubicación y territorio de esta fauna, desde Calama a Punta Arenas, lo que nos ayuda a comprender mejor su distribución geográfica.

En definitiva, este libro es perfecto para aprender más sobre cómo fueron los antepasados de los animales de la Edad de Hielo, incluso de aquellos que sobrevivieron y se adaptaron para habitar hasta el día de hoy nuestro país. No importa si fueron osos viviendo en cuevas o elefantes gigantes bañándose en lagunas, es imposible no fascinarse y seguir descubriendo la maravilla de la fauna arqueológica del territorio chileno.

 

Autor: Rafael Labarca Encina

Editorial: Pehuén

Año: 2014