Píldoras azules

Por Esteban Muñoz, mediador de lectura BV Trébol

En febrero de este año, junto al Club de Narrativa Gráfica Ansiosxs, de Biblioteca Viva Trébol, nos reunimos en la Laguna Grande, ubicada en la comuna de San Pedro de la Paz, para compartir y hablar en torno al libro Píldoras azules (Astiberri Ediciones, 2015) del historietista e ilustrador Frederik Peeters (Ginebra, 1974).

La forma en que funciona el Club es bastante simple: se decide abordar y leer un texto que esté en nuestra biblioteca, tenemos un par de semanas para adentrarnos en él, y luego compartimos entre los participantes las conclusiones y apreciaciones que nos produjo su lectura. Luego, abordamos algún aspecto del texto y lo plasmamos mediante dibujos. Es interesante la forma en que se pueden desenvolver las temáticas y lo nutritivo que resulta compartir pensamientos e ideas. 

Sin saber que aquella sería nuestra última junta antes de la llegada de esta pandemia, sentados bajo unos eucaliptos, y con una mantita sobre la que dispusimos frutas y galletas, comenzamos a conversar.  

Creo que nunca me había acercado a un texto tan potente, en el que podemos contemplar la propia vida de su creador. Peeters nos conmueve a través de estas viñetas, pues es su vida lo que él plasma en ellas. Es imposible no reconocerse en sus anécdotas, sin importar lo alejadas o cercanas que pueden estar de nuestra realidad. Eso es lo que nos muestra el libro, realidad. 

Píldoras azules nos relata la historia de cómo Frederik conoció a su pareja Cati, una mujer seropositiva que tiene un hijo de tres años. A medida que vamos dando vuelta las páginas, iremos conociendo fragmentos de su vida, los cuestionamientos en torno a lo que significa vivir al margen de la enfermedad y cómo el VIH penetra hasta en los momentos más íntimos. La historia nos hace vivir esta experiencia desde adentro, haciéndonos partícipes: vemos la intimidad de las mentes de sus protagonista, a una madre y a su hijo, el miedo a la muerte, el amor y el sentimiento de paternidad; vivencias narradas, a ratos, con un toque de humor.

Los dibujos y la forma gráfica de contar la historia están muy bien tratados, no puede ser de otra forma dado el talento de Peeters. En el relato monocromático de sus viñetas, vemos dibujos sencillos, pero llenos de expresión. Hay detalles que ayudan a describir cada sentimiento expresado; su pincel logra dotar de emoción al dibujo sin necesidad de recurrir frecuentemente a la introducción de texto. Vemos de cerca pastillas, ojos, bocas y rostros bajo un contraste entre el blanco y negro que es muy potente. El trazo nos ayuda y hace parte de esta emotiva e íntima narración ligada al amor y al miedo.

La obra también recurre a referentes simbólicos a través de animales que representan aspectos ligados a las vidas y experiencias de los personajes. Hay una carga metafórica muy interesante que nos abre de par en par las puertas a la experiencia de ir comprendiendo en mayor profundidad los sentimientos de sus protagonistas. Precisamente, fue este el aspecto al que recurrimos al finalizar la junta con Ansiosxs: cada participante sacó sus lápices y papeles frente a la propuesta de dibujarnos a nosotros mismos, junto con representar simbólicamente nuestros miedos. ¿Cómo los enfrentamos? ¿Cómo lucen? ¿Cómo nos sentimos frente a ellos? Al final, nuestro camino transitado y por transitar se trata de eso, una lucha constante para seguir andando y hacernos paso entre nuestros temores, alegrías, y sufrimientos. Este libro es un buen compañero en ese sentido, es profundo, desgarra (su finalidad no es sacar sonrisas), nos estremece y también sana.

Píldoras azules
Frederik Peeters
Astiberri, 2015

Autor: Frederik Peeters

Editorial: Astiberri Ediciones

Año: 2015