Solanin

Por Nicole Quiñones Luengo

Sin duda la habilidad como dibujante de Inio Asano es admirable. Lo detallista que es con cada uno de sus personajes y los contextos realistas en el que se sitúan las historias demuestran su capacidad y profesionalismo a la hora de crear sus obras.

Asano (Japón, 1980) comenzó a dibujar desde los 17 años y con el paso del tiempo logró perfeccionarse hasta conseguir publicar su primera obra: Futsu no hi (2000), desde aquí logra posicionarse con títulos icónicos como Solanin (2006) y Oyasumi Punpun (2007) los que lo llevaron a ser reconocido no solo por sus dibujos, también por sus narraciones.

Solanin (Norma, 2006) es un manga japonés que se destaca por su realismo de principio a fin, desarrolla la incertidumbre en el transcurso de la juventud hacia la vida adulta, con trabajos, responsabilidades y expectativas sociales.

La historia describe la vida de una pareja y sus amigos. Meiko es una oficinista y Taneda es ilustrador, ambos están juntos y atraviesan complicaciones sobre su situación actual que los limita a perseguir sus sueños de juventud. Se sienten constantemente presionados por su ritmo de vida, amigos, familias y sus propias expectativas, enfrentando juntos las adversidades de un futuro incierto, trabajos precarios y aburridos que no compatibilizan con sus reales metas.

Se desprenden interrogantes y reflexiones sobre los sueños y objetivos que los personajes tienen en su época universitaria y cómo estos chocan con la realidad de la ciudad de Tokio y la exigencia cultural de lograr el éxito en la vida. Es imposible no sentirnos identificados con los personajes y sentir emoción, diversión y nostalgia. Estos deben tomar decisiones como dejar un trabajo que asegura estabilidad y comodidad para perseguir las metas que los satisfacen, pero pronostican un futuro lleno de dudas y prejuicios.

La particularidad de este libro es que logra conectar la creación de una historia auténtica, que transparenta la realidad por la que a veces atraviesa una persona, y el dibujo que contextualiza y relata por medio de un escenario muy bien ilustrado generando emociones, sensaciones y pensamientos. Aportando en algunas páginas sólo una interacción visual entre sus dibujos y el lector. Pero que es sin duda un aspecto que nos invita a seguir con la historia.

Esta obra es una de las más populares de Inio Asano y por lo demás muy bien recibida tanto por su talento narrativo como ilustrativo. Fue tal su impacto que, en el año 2010, en Japón, fue lanzada una película live-action y la banda musical Asian Kung-fu musicalizó el tema Solanin.

El libro en sí, es de fácil lectura, los diálogos no son agotadores y los personajes no saturan el argumento, sin embargo, tiene un mensaje potente y reflexivo. como advertencia, el autor no se caracteriza precisamente por finales felices, tiene episodios tristes, de humor y de conmoción.

Solanin
Inio Asano
Norma Editorial, 2006

 

 

Autor: Inio Asano

Editorial: Norma

Año: 2006